Construir un sueño. Diario de una aviadora.

D14085-575.jpg
Lourdes Carmona- Listos Para Despegue.
Dos vocaciones se cruzaron en su camino: la aviación y la enseñanza. Muy pronto pudo llevarlas a cabo gracias a su labor como instructora de vuelo, a la temprana edad de veinte años.
Desde entonces ha dedicado su vida a la aviación, actualmente piloto en activo de líneas aéreas; y al desarrollo personal en varias facetas, es instructora de Pilates, y desde hace unos años experta en Canfield Methodology con el prestigioso coach estadounidense Jack Canfield, autor de Sopa de pollo para el alma y El secreto de la ley de la atracción.
Ha publicado Success University for Women, bestseller del que es coautora junto a otras veintitrés mujeres de todo el mundo.
Con su programa pionero www.listosparadespegue.com ayuda a las personas a vencer sus creencias limitantes y así alcanzar sus propósitos vitales.
Colaboradora en Kilómetros de radio en RNE Radio5 y en Gestiona Radio Elche, Lourdes dirige una sección en ambos en las que comparte y analiza historias de superación personal.

Construir un sueño. Diario de una aviadora. Quizás no sea atribuible a una única acción que de forma aislada constituya el punto de inicio. Si recuerdo una impactante imagen que a modo de aparición, despertó mi deseo de llegar a ser ella.

Aeropuerto de JFK en Nueva York, una comandante de líneas aéreas norteamericana cruzó el pasillo de la terminal de pasajeros vestida de uniforme, ante mis ojos tenía a la mujer más atractiva y con más estilo que había visto jamás, quería ser como ella. Sucedió después de bajar de mi primer vuelo transoceánico, desde ese momento tomé la decisión de llegar a hacer lo posible por convertirme en piloto. Nueve años más tarde obtuve mi licencia y mi primer trabajo como instructora de vuelo. Llegar hasta donde uno quiere estar no es un trabajo de la noche a la mañana, requiere persistencia, tesón, y en mi caso tirar de ahorros para costear mis estudios. ¿Qué hubiera sido de este proceso sin pasión? Probablemente, no hubiese servido de nada. Estar dispuesto a comprometerse con un objetivo a largo plazo requiere disciplina y tener clara esa razón, busca siempre el porqué. Y sin miedo a la equivocación, ya que errar es parte de ese proceso natural que permite volver a empezar y ser autodidacta, esas experiencias forjarán nuestro destino. El éxito no sucede mientras dormimos, es el sumatorio de pequeñas acciones que puestas en marcha día tras día nos dirigen hacia nuestros objetivos.

Una vez en la escuela de pilotos, y con la intensidad que suponía estar tres largos años asistiendo a clases teóricas y volando los fines de semana, sin descanso y sin vida social era más fácil seguir creyendo en mis posibilidades. Y pese a mi timidez, entablaba conversaciones con las tripulaciones de vuelo en la cafetería del aeropuerto, para mi sorpresa eran cercanos y agradables. Al final cada cual tenía una historia profesional distinta.

De vez en cuando, recuerda aquellos sueños de infancia, esos que tienen una belleza especial,  aquellos que permanecen guardados en un rincón porque las obligaciones mandan o quizás porque no sea el momento adecuado.

Lourdes Carmona de Listos Para Despegue.

IG: @listosparadespegue

FB: @listosparadespegue